Temple Bar ©Bartkowski – stock.adobe.com

Temple Bar es el barrio cultural y gastronómico por excelencia de Dublín.

Se encuentra en la parte suroeste del río Liffey, más allá de la estatua de Molly Malone y la Fábrica Guinness que formaría parte del barrio The Liberties.

Su origen viene de cuando en el siglo XVII la familia Temple compró los terrenos y se construyó su casa. Para acceder a ella hicieron una pasarela que inglés recibía el nombre de bar. Con lo que acabó siendo conocida la zona como Temple Bar.

En el siglo XVIII se construyó allí la casa de la aduana lo que ayudó al desarrollo social y económico de la zona. Lo que permitió el establecimiento de pubs y otros locales de entretenimiento.


Que ver en el Temple Bar

Temple Bar es una zona de entretenimiento tanto de día como de noche. No tiene tantas atracciones reunidas en poco espacio como el centro de Dublín pero si algunas de muy visitadas.

Atracciones turísticas

Temple Bar ©Petair – stock.adobe.com

La primera atracción turística que nos viene a la cabeza de esta zona, es el pub del mismo nombre, Temple Bar Pub. Sin duda el más conocido de los restaurantes de la zona con música en directo pero no el único. En la calle Dame se pueden encontrar restaurantes de comida internacional de todo tipo.

Para los que prefieran opciones más culturales, Dublinia y la catedral de la santisima trinidad. También el Castillo de Dublin, el ayutamiento y la Biblioteca Chester Beatty se encuentran de camino.

Igual que la Catedral de St Patrick que se encuentra al sur de esta zona.

Aunque parezca una zona de ocio para adultos, los niños también tienen sus espacios, como el museo de cera y el centro cultural Ark.

Y tampoco hay que olvidar cruzar el popular puente Ha’Penny (Media Libra) que dejó de ser de peaje hace unos cien años.


Cómo llegar

Autobús líneas 25, 25a, 25b, 25d, 37, 39, 39a, 39x, 51d, 69, 69x, 70, 70-n, 79, 79a, 145, 660, 761, 763, 860 Parada Temple Bar, Aston Quay

Opiniones